BULLET FREE SKY

Quienes Somos?


Cielo Libre de Balas (Bullet Free Sky) es un esfuerzo para crear consciencia acerca de los daños que puede causar disparar un arma al aire en celebración.


A través de esta página podrá encontrar todas las herramientas necesarias para educar al público

y a sus seres queridos sobre los peligros y las consecuencias de este acto que podría resultar

en muerte ajena.


Al celebrar el Año Nuevo del 2012 en Ruskin, FL, una bala perdida impactó a Diego Duran,

de 12 años de edad, en la cabeza. La bala de calibre .45 le traspasó el cerebro. Después de una

larga estadía en el hospital, Dieguito sobrevivió milagrosamente. Su madre, Sandy Duran,

familia y amigos se unieron para formar una campaña dedicada a la educación para

prevenir futuros incidentes como este.



Balas perdidas por motivo de disparos al aire en celebración,

es una realidad y un riesgo que nos afecta a todos por igual. Unase para juntos poder celebrar bajo un cielo libre de balas.

Le Invitamos

A que se una a este movimiento de concientización, educación y prevención.


Cuando alguien dispara al aire, esa bala puede viajar y caer a millas de distancia sobre cualquier propiedad o ser humano.


Cuando alguien usa su arma de fuego para celebrar con disparos, estamos todos en peligro.


En la unión esta la fuerza. Usted puede salvar vidas. Haga clic en "Involúcrese" (en la parte superior de esta página) para ver cómo.



*Cielo Libre de Balas (Bullet Free Sky) no es una organización en contra de armas de fuego.

Queremos que las armas de fuego se utilicen responsablemente, y con sentido común.


¡Todo lo que sube, debe volver a bajar!



Nuestra Historia

El primero de enero del 2012, a tan sólo algunos minutos de la llegada del nuevo año, Diego Duran (Dieguito), un niño de 12 años de edad, residente de Ruskin, Florida, fue impactado en la cabeza por una bala perdida, mientras contemplaba los fuegos artificiales con su familia desde su patio.

Diego fue llevado al hospital, donde permaneció por varios meses bajo cuidado intensivo. Luego de multiples cirugías, procedimientos médicos y terapias intensivas, Diego pudo regresar a su casa.

Con ayuda de un programa especial, Diego se graduó de escuela superior y actualmente trabaja como técnico automotríz. Debido a su accidente, Diego tendrá un drenaje permanente en su cerebro.


El movimiento de Cielo Libre de Balas fue creado para concientizar al público a cerca de los peligros de las balas disparadas con motivo de celebración. Después de esta experiencia, familia y amistades si unieron para educar y detener dicha práctica en honor a todas las víctimas.


Los invitamos a todos a educarse y a educar a los demás, creando consciencia, con el fin de prevenir balas perdidas, a causa de disparos al aire, por motivo de celebración.



Juntos podemos lograr una diferencia, y ayudar a prevenir accidentes por causa a balas perdidas.