Disparar armas de fuego al aire por motivo de celebración es una tradición que pone vidas en peligro. Esta práctica ha causado daños a propiedades, heridas y en muchos casos la muerte a personas inocentes. 
            ​            
                LA CLAVE ESTÁ EN LA EDUCACIÓN

            ​
      La única manera de detener esta tradición es por medio de la educación. Le invitamos a que se una a este movimiento para crear conciencia y prevenir mas tragedias a consecuencia de tiros al aire.