BULLET FREE SKY

"Las balas que se disparan en celebración pueden viajar a mas de una milla de distancia, dependiendo de su calibre. No hay forma de saber en dónde caerán estas balas."

REALIDAD 1

Estudios han comprobado que al bajar, una bala puede alcanzar una velocidad terminal de hasta 500 pies por segundo. Con tan solo una velocidad de 200 pies por segundo, se penetréa el craneo humano.

REALIDAD 2

Celebratory Gunfire is an old tradition and irresponsible practice. It is not as uncommon as you might think. It has claimed numerous lives and injured many others.

REALIDAD 3

Todas las muertes y heridas a causa de balas perdidas pueden ser prevenidas. Por favor ayúdenos a regar la voz educando a otros a cerca de los peligros al disparar

al aire.

He aquí algunos casos de personas heridas y otros que
han muerto a consecuencia del uso negligente de
armas de fuego en celebración.

We are an awareness effort to educate the public and spread the word on the dangers of Celebratory Gunfire.

Celebrar con armas de fuego es ilegal. Puede causar serias heridas o la muerte a

personas inocentes.

Durante la celebración del Año Nuevo en el 2012, en Ruskin, Florida, Diego Duran JR., de tan solo 12 años, fue impactado en la cabeza por una bala de calibre .45 mientras contemplaba los fuegos artificiales en su patio con su familia. Diego sobrevivió después de varias cirugías y terapias intensivas
Laurie Saxon Eberhardt, 67 años - Recibió un impacto de bala que le afectó la mano y la muñeca mientras observaba los fuegos artificiales en downtown St. Petersburg, Florida. durante la celebración del año nuevo del 2013.
Marquel Petersde tan solo cuatro años, perdió su vida durante la celebración del año nuevo del 2010. Marquel estaba en la iglesia cuando una bala disparada en celebración traspasó el techo impactándolo en la cabeza. Marquel era residente de Dekalb, Georgia.
Año Nuevo del 2015 - Javier Suarez Rivera admiraba fuegos artificiales con su esposa en su propio patio, cuando una bala impactó su cabeza. Intentando mantener a Javier vivo mientras llegaran los paramédicos, un vecino le administró RCP (reanimación cardiopulmonar), pero Javier no sobrevivió.
Richard Smeraldo de 74 años observaba fuegos artificiales con su esposa en la Marina de Safety Harbor, Florida el 4 de Julio del 2012. Una bala perdida traspasó su naríz, rasgando su barbilla. Gracias a un medallón que llevaba en el pecho, la bala no le traspasó al corazón.


4 de julio del 2013, Brendon Mackey de 7 años - Caminaba con su papá hacia un espectáculo de fuegos artificiales. Murió a causa de una bala disparada en celebración al siguiente día en el hospital de Richmond, VA. La bala le impactó en la base del cráneo.
1ro de enero del 2012 - Alexis Rojas de 7 años, estaba sentado en su cama en Forest Grove, Oregon, viendo televisión cuando una bala traspasó la pared impactándolo a un lado de su costado.
Junio del 2013, Miami, Florida. Brandon Reid de 15 años de edad estaba en su casa viendo el juego de de Miami Heat y celebrando la victoria. Una bala de traspasó el vidrio de la sala, hiriéndolo en la cabeza. Brandon tuvo suerte que la bala no causó mayor daño cuando los doctores la removieron.


Ulla White, de 64 años - Fue impactáda en el pecho el 4 de julio del 2013. Fue llevada a St. Mary’s Medical Center donde sobrevivió después de una cirugía al corazón. Ulla estaba en un crucero cerca de West Palm Beach, FL. cuando esto sucedió.
Año Nuevo del 2012 - Puerto Rico. Karla Michelle Negrón Vélez de 15 años, fue impactáda por una bala en la cabeza mientras celebraba con su familia. Karla estuvo en una situación muy delicada y desafortunadamente, perdió la vida dos semanas después.
Aliyah Boyer de 10 años, estaba en la casa de su abuela en Elkton, Maryland dandole la bienvenida al año nuevo. Ella salió a ver los fuegos artificiales y fue impactada por una bala en la cabeza.
Aaliyah luchó por su vida y desafortunadamente murió el 3 de enero a causa de aquellos que continúan disparando al aire en celebración.


Joe Jaskolka, 24 años de edad fue herido en la cabeza por una bala durante el año nuevo del 1999 en Philadelphia. Joe tenía 11 años cuando esto sucedió. Ahora se encuentra paralizado a consecuencia de esa bala. Joe ha tenido 33 cirugías cerebrales y 21 para la vista. La bala aún se encuentra en su cabeza.
En junio del 1999, Phoenix Arizona. Shannon Smith de 14 años perdió la vida a consecuencia de una bala disparada a más de una milla de distancia. Shannon conversaba por teléfono en su propio patio cuando la bala impactó su cabeza. Un año después, el estado de Arizona aprobó elevar la penalidad por el uso negligente de armas de fuego a un delito grave.
1ro de enero del 2013 - Lt. Jimmy Judge de la Oficina de Sheriff en Jacksonville, Florida, reportó que durante le celebración de año, un niño de 8 años fue impactado en el pie por una bala perdida.
1ro de enero del 2011 en Lilburn, Georgia - Sergio Martinez, de 34 años fue impactado por una bala que traspasó la ventana de su casa. La bala disparada por motivo de celebración, le impactó en la cabeza causándole la muerte. Las autoridades tomaron en custodia a dos hombres que admitieron ser culpables.
1ro de enero del 2012, Guilford County, NC - Victoria Osborne estaba manejando su automóvil cuando una bala cayó y perforó su parabrisas. Fragmentos de esa bala se le incrustaron el el cráneo. Ella llamó al 911 y recibió atención médica. Victoria sobrevivió pero sufrió de fractura del craneo.
En el 2016, vísperas del Año Nuevo, el Legislador de Texas, Armando Martínez fue impactado en la cabeza por una bala AR-15.
Afortunadamente, el sobrivivió y se dedicó a contar su historia. Gracias a Martínez, se creo una nueva ley estatal en Texas, criminalizando la práctica de tiros al aire.
En el 2019, maestro de escuela Samuel Rotker de Tampa, Florida, estaba caminando en las afueras de una escuela de Ohio cuando fue impactado en el cuello por una bala al aire. Rotker no sufrió mayores daños. El se ha dedicado a crear consciencia para prevenir los tiros al aire.